Compartir

jueves, 10 de enero de 2013

Cómo hacer una "afinación" para su firma en el nuevo año


Si usted se está por ir de vacaciones con su auto, es bastante probable que, antes de salir a la ruta, lleve el auto a su taller de confianza y le pida a su mecánico que le haga una revisión rigurosa al vehículo.

El mecánico va a inspeccionar cuidadosamente cada parte del auto y luego le va a pasar un informe sobre el estado general del mismo. Y sobre lo que usted tiene que hacer arreglar antes de salir de viaje.

Periódicamente, y el inicio del año es el momento perfecto, usted debería llevar a cabo una inspección de su firma. Probablemente se va a encontrar con un puñado de arreglos que tendrán un efecto beneficioso a medida que transcurra el año.

Para descubrir estas oportunidades, preste atención a tres partes de su negocio: su contenido, su enfoque de marketing y su oferta de servicios.

¿Qué dice usted?

Es probable que usted tenga un buen “paquete” de contenidos, incluyendo su sitio en Internet, artículos, su blog, informes y newsletters, todo lo cual influye en la forma en la cual los clientes ven sus ideas, calificaciones, y su empresa en general.

Como los bienes perecederos, la mayor parte de sus contenidos tiene “fecha de vencimiento.” No es necesario esforzarse demasiado para encontrar consultores usando términos empresariales de los años ’90 en sus contenidos. Sus clientes en perspectiva demandan algo mejor que eso.

Debido a la importancia del buen contenido, verifique su material y hágase las siguientes preguntas:
· ¿Cómo calificaría un cliente la pertinencia, la calidad y la actualidad de su contenido?
· Su contenido, ¿se refiere a problemas específicos? ¿Propone ideas interesantes? ¿Muestra su capacidad?

No es fácil evaluar su propio trabajo en forma objetiva. Después de todo, usted no publicaría esos materiales si no creería que son buenos. Pero incluso puede ocurrir que lo que fue bueno el año anterior (o incluso antes) no sirva ahora para sus clientes.

Por lo tanto, sea riguroso en su evaluación. Luego, decida qué contenido necesita producir, qué puede dejar como está y qué nuevas áreas necesita explorar para ofrecer mejores ideas a sus clientes.

Si usted necesita encontrar una fuente para desarrollar nuevo contenido, revise sus experiencias del año pasado con sus clientes. Probablemente encontrará mucho material para nuevos artículos, entradas en su blog, conferencias, reportes especiales y cualquier otro contenido que quiera crear.

Su Plan de Marketing, ¿cumple con su tarea?

Mientras que su “arsenal” de contenidos incluye lo que usted quiere decir al mercado, su plan de marketing explica cómo y a quién decirlo.

Reflexione sobre su programa de marketing del año pasado. ¿Está satisfecho con los resultados? ¿Generó los contactos necesarios para conseguir clientes? ¿Está contento con la respuesta recibida por su marketing?

Si usted responde “no” a alguna de estas preguntas, su enfoque de marketing necesita una renovación.

Tal vez necesite prestar más atención al marketing. Cuando usted está inmerso en el trabajo para los clientes, puede perder el foco en las tareas de marketing. Los clientes absorben la mayor parte de su tiempo y su energía, lo cual hace que el marketing caiga al último lugar de su lista de cosas para hacer.

En ese caso, su objetivo es darle al marketing una prioridad real. Y si usted se dedica activamente a promover su negocio y no consigue resultados, el problema es de “tiempo” o de “objetivo”.

A veces usted tiene que ser paciente y esperar. Todos queremos que nuestros esfuerzos produzcan una recompensa inmediata, pero no siempre funciona de esa manera. Sea paciente. Su momento va a llegar.

Por otra parte, si usted ha estado haciendo mucho marketing durante un buen tiempo con escasos o nulos resultados, usted tiene que pensar de nuevo si está enfocando a su mercado objetivo adecuadamente.

Tal vez necesite ser más preciso sobre los mercados que quiere trabajar, los proyectos que quiere hacer y las personas con las que quiere trabajar. El marketing de algunos consultores es claramente impreciso, lo cual hace que los clientes no entiendan lo que realmente hacen.

Para mejorar su enfoque sea claro con las cuatro preguntas del marketing de servicios profesionales: quién, qué, cuándo y por qué. ¿Para quién quiere trabajar?  ¿Qué quiere hacer para ellos? ¿Cuándo los clientes necesitan su ayuda? Y ¿Por qué los clientes lo necesitan?

¿Qué es lo que hacía usted?

Hay mucha verdad en la vieja frase que dice que lo único constante en el mundo es el cambio. Esto se aplica a los servicios que usted ofrece a sus clientes. Estos servicios cambian en forma constante con el paso del tiempo.

No estoy diciendo que usted tiene que tirar todo lo que venía hacienda e inventar la rueda todos los días. Estoy sugiriendo que usted debe observar con cuidado la forma en la que está presentando su oferta de servicios al mercado. Su servicio, ¿sigue el ritmo de los cambios recientes en el mundo?

Cuando usted presenta sus servicios, ¿muestra clara evidencia de que usted utiliza lo mejor de las estrategias disponibles, sean estas viejas o nuevas? Sus clientes, ¿pueden ver su capacidad real en la descripción que usted hace de sus servicios?

Hay ocasiones en las que usted puede necesitar nuevas iniciativas para alcanzar sus metas. Sin embargo, a veces una pequeña “afinación” de cosas como su contenido, su enfoque de marketing, y su oferta de servicios pueden hacer una gran diferencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada